Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘aymaras’ Category

Silvia_Rivera_Cusicanqui

Entrevista a la socióloga y activista Silvia Rivera Cusicanqui que desde su estudio y práctica cotidiana de la filosofía aymara reflexiona sobre varios temas.

Radio Somos Sur, 7 de mayo de 2017

Duración: 29 min.

ESCUCHA EL AUDIO, visitando el enlace:

SOMOSSUR.NET- SILVIA RIVERA 

Anuncios

Read Full Post »

Fabiola Acarapi Alvarez estudia Ingeniería de Sistemas en la UCB. Creó una aplicación para aprender la lengua milenaria en el móvil que ya ha sido descargada 2.700 veces.

Tiene 18 años y creó una aplicación para aprender aymara

Alejandra Pau / La Paz

Tiene 18 años y está en quinto semestre de la carrera de Ingeniería de Sistemas. Fabiola Acarapi Alvarez como buena nativa digital decidió usar la tecnología para facilitar el aprendizaje de uno de los idiomas cooficiales de Bolivia a través de una aplicación para teléfonos móviles.

Desde diciembre de 2016 hasta la fecha Aprende Aymara tiene 2.700 descargas.

La estudiante de la Universidad Católica Boliviana (UCB) estudia inglés con  la aplicación Duolingo, que tiene disponibles varios idiomas.  Un día conversando con sus compañeros se enteró que no existía algo similar para aprender aymara.

Como en varias carreras de la UCB se cursa este idioma decidió facilitarle las cosas a sus compañeros, pero además a todas aquellas personas que desean o deben aprenderlo por cuestiones laborales y no tienen mucho tiempo.

“Me gusta poner la imaginación en un  proyecto y materializarlo (…). Sólo necesitas una computadora, conexión a Internet y una taza de café para cumplir tus sueños en el campo de la tecnología”, dice Acarapi cuando habla de su decisión de estudiar Ingeniería de Sistemas.

Tenía 16 años cuando ingresó a la universidad y Aprende Aymara es la tercera aplicación que desarrolla. Se enteró que habían algunas aplicaciones para aprender aymara, pero éstas ofrecían muy poco material.

Tecnología y la lengua del abuelo

Para ella fue un viaje para conocer la lengua de sus ancestros que no sabía hablar, pero que siempre ha estado presente en su vida gracias a la voz de su abuelo.

Comenzó a trabajar en la aplicación en  noviembre del año pasado. En diciembre, la incorporó  a Play  Store, tienda para descargar aplicaciones en el móvil. Acarapi además hace un voluntariado en la UMSA para fomentar el turismo entre los jóvenes.

Una vez descargada, al ingresar a la aplicación se puede elegir entre: examen, estudiar y lista. En el primero, se pone a prueba los conocimientos. Aparece una palabra en la pantalla y se reproduce un audio con su  pronunciación. El usuario tiene que escribir su significado  en español, si acierta pasa a la siguiente opción y si se equivoca la aplicación le muestra el significado correcto.

En la opción estudiar, se muestran tarjetas con varias palabras y audios para aprenderlas. Y, finalmente, la lista comprende todas las palabras que tiene la aplicación.

“Inicialmente incorporé los verbos, los números, los días y en las listas figuran las 120 palabras de toda la aplicación. Sin embargo, la actualización que estará disponible hasta el domingo (hoy) tendrá más de 300 palabras, además de gramática,  vocabulario, frases, trabalenguas y palabras polisémicas ”, detalla la joven.

Acarapi está consciente de que el aymara ha sido una lengua que se ha transmitido de generación en generación de forma oral y que existe un debate entre lingüistas sobre la forma correcta de su escritura. Por ello, decidió basarse en el Diccionario Castellano-Aimara de Félix Layme Pairumani, autor de varios libros sobre el tema y docente de la UCB.

 2.700 descargas y contando

Desde diciembre hasta la fecha Aprende Aymara se ha descargado 2.700 veces. Sin embargo, y analizando sus estadísticas, su creadora descubrió que existe un 30% que la desinstaló, espera que con la nueva actualización se reduzca este porcentaje y más personas la lleven  en sus móviles o tablets.

“Quiero que poco a poco tengamos módulos con temas específicos para que las personas aprendan según su interés. Además espero integrar niveles de aprendizaje entre: básico, intermedio y avanzado”, indica la joven.

Cuando se refiere a la tecnología dice que no se trata del futuro sino de un presente que es capaz de integrar todas las cosas. En este ámbito para ella es primordial ser autodidacta, curiosa,  tener consciencia de que las fronteras de los países se vuelven imaginarias y que  las posibilidades son infinitas.

Quiere ser desarrolladora de aplicaciones para dar soluciones a las empresas a través de la tecnología,  trabajar en marketing digital y decenas de cosas más. En tanto,  “una de las actividades  más entretenidas es aprender el aymara  mientras voy fortaleciendo la aplicación, pero lo más valioso es que me acerca a la lengua de mi abuelo”, finaliza Acarapi.

Nativos digitales

  • Concepto El término nativo digital fue creado por el orador y diseñador de juegos en los ámbitos de la educación   Marc Prensky. Este se refiere a todas las personas que han nacido desde 1980 hasta la actualidad.
  •  Características Un nativo digital se describe como una persona que está rodeada desde muy pequeña por  nuevas tecnologías como:  computadoras, videojuegos, cámaras de video, celulares, entre otros, además de  los nuevos medios de comunicación. Por ello,  desarrollan otra manera de pensar y de entender el mundo.

Fuente: www.paginasiete.bo

 

Read Full Post »


La Paz, 14 nov (Luis Fernando Cruz / ABI).- Una sensación de temor estremeció los cuerpos de las tropas coloniales en momento en que el líder aymara Túpac Katari (Julián Apaza) predecía en el umbral de su muerte: “A mi solo me matan, pero volveré y seré millones”, para después ser descuartizado por orden del colonialismo español.


    La historia y los escritos relatan que el 15 de noviembre de 1781, el silencio se apoderó de la plaza principal de Peñas (localidad al noroeste de La Paz), donde se cumplió la sentencia de pena capital para quien había osado levantarse contra la violencia y la tiranía española en defensa de la dignidad y libertad de los aymaras, quichwas e indígenas originarios del entonces Alto Perú.

    La orden fue dada y los caballos partieron a los cuatro puntos cardinales. La sentencia colonial había sido cumplida.

    Su cuerpo descuartizado fue expuesto por todo el territorio de Kollasuyu, como escarmiento a los indios rebeldes.

    Su cabeza fue enterrada en el cerro de K’ili K’ili (La Paz); la mano derecha en Ayo Ayo (camino a Oruro), la izquierda en Achacachi (cerca del lago Titicaca); su pierna derecha en Chulumani (Sud Yungas de La Paz); y la izquierda en Caquiaviri (provincia Pacajes de La Paz).

    Después de 227 años de esa inmolación las organizaciones sociales de la Ciudad de El Alto rindieron este viernes su homenaje al líder de la lucha por la liberación de los pueblos indígenas-campesinos en inmediaciones de la plaza Corazón de Jesús.

    La leyenda cuenta que en este lugar se encuentra enterrado el resto del cuerpo del líder aymara y que “todavía late el corazón de Julián Apaza como señal de la emancipación de los pueblos indígenas del mundo”.

    Corría el año 1750 cuando nació Julián Apaza en la comunidad agrícola de Sica Sica. Los comunarios aymaras vieron admirados que dos hermosos y enormes mallkus bajaron a Sullkawi en Sica Sica, y se posaron en las montañas cercanas, uno de los cóndores representaba a la Nación Aymara y otro a la Nación Quichwa.

    La historia da cuenta que Julián Apaza fue sacristán y panadero antes de iniciar una de las rebeliones indígenas más grandes de esa época, entre las que se describe que se consolidó dos cercos, y una se prolongó por más de seis meses a la ahora ciudad de La Paz, con un ejército de 40.000 hombres, en 1781

    Este levantamiento indio de finales del siglo XVIII fue el más extenso geográficamente y con más apoyo. Tomó dos años al gobierno colonial español sofocarlo.

    En 1780, Julián oye hablar del Jach’a Katari, el líder Tomás Katari, quien inició una lucha con los Ayllus guerreros Q’aqachacas de Macha frente a los abusos de los españoles.

    Julián tomó contacto con Tomás Katari, y ambos compartieron sus ideas, y en su honor adoptó el nombre de Katari que quiere decir valentía y peligrosidad de la serpiente. Tupak es águila y ese nombre lo usó como símbolo de fraternidad con Tupak Amaru, el héroe Quichwa.

    El Congreso Nacional sancionó el proyecto de Ley Nro. 080/03-04 por el que declaró héroe y heroína nacional a los líderes aymaras Julián Apaza y a su esposa Bartolina Sisa (también ejecutada por el poder colonial español) que en el siglo XVIII combatieron contra las tropas españolas.

    El entonces senador aymara Esteban Silvestre, del Movimiento Al Socialismo (MAS) electo por el departamento de La Paz, impulsó la aprobación del documento. La ley sancionada en el Legislativo fue remitida al Ejecutivo para su promulgación y vigencia.

    Tupac Katari, y su esposa, Bartolina Sisa, regaron el territorio del altiplano con su sangre en su lucha por la libertad. La historia de ambos está marcada por el cerco a la ciudad de La Paz, en 1781, como una de las gestas indígenas de mayor importancia.

    Para los españoles dominar la insurrección era cuestión de vida o muerte. Si vencían los rebeldes, acababa el poderío de España no solo en las colonias americanas, sino en todo su entonces decadente imperio.

    Pero Tupac Katari fue capturado y sentenciado a morir descuartizado por cuatro caballos en la plaza del pueblo de paceño de Peñas. Su mujer fue ahorcada después de ser sometida a torturas.

    Julián Apaza fue insobornable líder, gran estratega del ejército indígena andino y caudillo indiscutible de la rebelión.


Lcr/Dgav            ABI

    Derechos Reservados 1998-2008.

Read Full Post »

Por Simón Yampara H.
Asesor de Gestión Cultural del Gobierno Municipal de El Alto GMEA
simonyampara@gmail.com

La recomendación de ONU y el organismo JIFE, para que se prohíba el pijcheo de la hoja de coca en Perú y Bolivia, no solo es preocupante, sino sobre todo atentatorio, genocida y etnocidiario contra los pueblos del Tawantinsuyu y del continente Abya-yala. Nos hace recuerdo a las prácticas de la inquisición religiosa colonial, con presupuestos y valores jurídicos de la invasión colonial, de dominio, control espacial y de los pueblos, actualizada, “modernizado” en el siglo XXI. Pues, los derechos de los pueblos atávicos del Tawantinsuyu, del continente Abya-yala continúan encubierto por la invasión y el “descubrimiento” de la América. ¿Por que?. Por que la orientación de la “geopolítica del conocimiento” y la “colonialidad del saber”, ven como peligro el cuestionamiento y despertar de los pueblos del Abya-yala sobre el ejercicio de sus derechos, respecto al control del territorio, los recursos naturales y por ende el negocio (mercado) de los recursos y el cultivo de la riqueza en el mundo y la región. Es decir, la nueva estrategia económica de orden alotrópico [como los sistemas de qhathus] de estos países por la composición mayoritaria de pueblos “indígenas”, donde las hojas de la coca y el pijchu/akulliku [no masticado] son parte de la cosmo-convivencia andina de estos pueblos y practica del ayni/reciprocidad de la comunidad de los mundos eco-bióticos naturales que tiene que ver con el paradigma de vida del suma –qamaña de los pueblos indígenas, que lastimosamente por el encubrimiento histórico y la “ceguera cognitiva” de los cientistas del sistema, no se entiende ni se quiere entender, pero que sin embargo, rompe y perjudica la dinámica proyectiva del pachakuti de estos pueblos. Mejor dicho, continuar con la hegemonía, el dominio de los presupuestos jurídicos y valores de la matriz civilizatorio-cultural occidental y la perpetuación del encubrimiento de los valores y presupuestos jurídicos emergentes de la matriz civilizatorio-ancestral milenaria, cuyo semillero está en tiwanaku e inkario.

La cosmo-convivencia andina y la convivialidad de sus pueblos y de éstos con los diversos mundos de la comunidad eco-biótica natural, tiene que ver con el ayni/ reciprocidad emulativa de las energías espirituales a la materialidad de las cosas, en la vida de los pueblos indígenas, donde los maestros yatiris, chamakanis, los kallawayas, sin el pijchu y las hojas de la coca, no podrán desarrollar sus actividades cotidianas que tiene que ver con la salud integral de los pueblos. Mejor dicho la salud físico-material y espiritual. Es mas, ni la constitución de las nuevas parejas –jaqicha- podrá realizarse entre las familias de los aymara-qhichwa. De la misma manera no podrán hacer jornadas ni cultivos agropecuarios, mineros y las celebraciones-festivas que se hacen a lo largo del calendario agropecuario, social y cultural de la convivialidad eco-biótica de estos pueblos. Es decir no solo quieren afectar la dimensión de la espiritualidad de la vida de estos pueblos, sino, quieren acabar haciendo un genocidio y etnocidio con la vida y la dinámica de estos pueblos. Parecen no tener conciencia humana pese a pregonar los derechos humanos universales, pues quieren acabar con gentes que sí, generan valores cosmogónicos salubles para la humanidad y han aportando con alimentos valiosos para la humanidad con la variedad papas, la quinua y en los últimos tiempos con la fibra y la carne de los camélidos/auquénidos andinos.

Ahora cuidado con la producción, el mercado de la cocaina y las acciones del narcotráfico, donde si bien las hojas de la coca son la materia prima preferida, no la única ni insustituible, si esta es la preocupación. Naturalmente detrás de esto esta también un caudal considerable del movimiento económico-finaciero, hasta móviles políticos y de castas sociales familiares que hacen ponguaje con la pobreza material de sectores de los pueblos indígenas, bajo sistemas de colonato y practicas amañadas de corrupción, muchas veces con pretextos de control de esta producción y programas de desarrollo alternativo que en mas de 30 años con un presupuesto considerable, no se ven resultados favorables, menos cultivos realmente alternativos para sustituir el cultivo de las hojas de coca. Ellos mientras siga siendo altamente competitivo el cultivo de las hojas de coca, en el mercado abierto transnacional y haya mayor demanda de consumidores de los países llamados del primer mundo, continuara la producción de la hoja milenaria. Eso a su Ahora cuidado con la producción, el mercado de la cocaina y las acciones del narcotráfico, donde si bien las hojas de la coca son la materia prima preferida, no la única ni insustituible, si esta es la preocupación. Naturalmente detrás de esto esta también un caudal considerable del movimiento económico, hasta móviles politicos y de castas sociales que hacen ponguaje con la pobreza material de sectores de los pueblos indígenas con practicas amañadas de corrupción, muchas veces con pretextos de control de esta producción y programas de desarrollo alternativo que en mas de 30 años con un presupuesto considerable, no se ven resultados favorables, menos cultivos realmente alternativos para sustituir el cultivo de las hojas de coca. Ella mientras siga siendo altamente competitivo en el mercado abierto transnacional y haya mayor demanda de consumidores de los países llamados del primer mundo, continuara la producción de la hoja milenaria. Eso a su ves, tiene que ver con la galopante desocupación y la pobreza de los países como Perú y Bolivia.

Entonces esto de la recomendación de la ONU, el JIFE, hay que considerar como una alerta roja para los Estados andinos, que merece un tratamiento urgente, sino queremos perder la dignidad cosmo-convivencial de la cultura de los pueblos andinos y mas bien pensar en una estrategia de generación y reproducción de valores cosmogónicos, de economía y dignidad de los pueblos en pos de encuentros intercivilizatorios en el mundo, frente a la globalización del capitalismo y la consecuencia del calentamiento global del planeta. No veamos la vida como pura expresión de la materialidad y del circulante del capital de las cosas. Eso es economicidio con acciones del politicidio, pues ésta va en matrimonio institucionalizado/interaccionado con la dimensión de la espiritualidad en la vida de los pueblos andinos, cuya emulación y salud dependen del uso de las hojas de coca en las acciones celebratorias del pijcheo, que emula, regula las energías de la vida.

Altu-Pata, 5/03/08

Read Full Post »

Ukhamawa Noticias/ 25 de noviembre de 2007

Desinformación, cambio de locales de votación, registros incompletos, entre otros, impidieron que los aymaras de la región de Tarapacá pudieran participar adecuadamente del proceso para elegir su representante ante el organismo gubernamental CONADI.

SIN PARTICIPACION
Era más de mediodía del 25 de noviembre y solo 5 votos en la urna de votación en la Oficina de la Subdirección Norte de CONADI, daban cuenta de los problemas que se vivían en la zona norte del país.

En las afueras de las oficinas de votación se agrupaban aymaras de distintas comunas rurales que no pudieron votar, ya que los funcionarios a cargo del proceso les indicaron que debían hacerlo en sus respectivas comunas, algunas de ellas a varias horas de lejanía de Iquique. No existe locomoción pública hacia esos lugares, por tanto si no se contaba con vehículos particulares y medios económicos para combustible no les era posible participar del proceso eleccionario.

DESINFORMACION
La confusión se generó porque la información desde CONADI Norte había sido que podían votar en sus comunas o Iquique. Hecho que no se cumplió. De acuerdo a un instructivo nacional, esa situación no se podía dar y solo 2 días antes de la votación la CONADI Norte publicó una inserción incompleta en la prensa local, que no indicaba horarios de votación, ni precisaba quiénes debían votar en los dos lugares habilitados para este proceso en la ciudad. Muchas personas que llegaron a la oficina de CONADI se encontraron recién con que no podían hacerlo allí, sino que en otra dependencia, lo que ocasionó múltiples reclamos por la desinformació n.
TOMA DE LA CONADI
Situaciones tensas se vivieron cuando un dirigente de la comuna de Huara, tomó los votos e indicó que se los llevaba para la casa si no lo dejaban votar. Increpó al abogado de CONADI Juan Carlos Araya, quien le había indicado con anterioridad al proceso que podría votar en Iquique y cuando el dirigente intentó ejercer su derecho fue derivado a otra comuna rural. Los otros dirigentes presentes en la CONADI anunciaron toma de la oficina hasta que los dejaran votar. La situación se resolvió cuando el Subdirector Norte, después de una comunicación con la Dirección Nacional de la Institución planteó dos soluciones indicando que “las personas que quieran votar y que estén en los padrones pueden hacerlo” y la segunda solución fue extender el proceso, previo acuerdo con los dirigentes hasta las 22 Hrs.

A pesar de los acuerdos logrados, muchas personas que acudieron al proceso en las horas de la mañana se quedaron sin votar. Lo mismo pasó con la nueva información generada que no precisó que el horario de extensión de votación no se aplicaba a las personas inscritas en el Registro Especial Indígena. En horas de la tarde y noche muchas personas se acercaron a votar en la CONADI y se encontraron con que les correspondía hacerlo en otro lugar de votación que a esas horas estaba cerrado.

En medio del conflicto se apersonaron efectivos de Carabineros con quienes los dirigentes dejaron constancia de las irregularidades en el proceso eleccionario.

ALGUNOS CASOS

Jenny Bernal, de una organización de la comuna de Pica, concurrió a votar en esta comuna distante dos horas de Iquique. Allí le indicaron que debía votar en la última organización donde se había inscrito que corresponde a la comuna de Alto Hospicio, llegó a este nuevo lugar de votación y la derivaron a votar en la comuna de Iquique, lugar donde llegó cerca de las 22 horas, allí le indican que debe votar en Alto Hospicio. Exige una explicación por la desinformación de los funcionarios de CONADI. No pudo votar.

Reinaldo Salazar, se inscribió en el Registro Especial y cuando fue a votar aparecía otra persona con su R.U.T. No pudo votar.
Juan Papic, supo de la extensión del horario y se dirige a votar a la CONADI. Le comunican que debe votar en la Escuela E-75, la que ya cerró el proceso. No supo que le correspondía votar en otro lugar de votación, porque no hubo información previa. No pudo votar.

Alvaro Millahuala, pertenece a una organización mapuche de Coquimbo. Leyó la información del voto electrónico y vino a votar, recién se enteró que era un plan piloto sin validez. No pudo votar.

Marcia Poveda Rapimán, cuando fue a inscribirse al Registro Especial le dijeron que no era necesario porque ya estaba registrada en una organización. Ahora viene a votar y le dicen que aparece registrada en Osorno lugar donde nunca se ha inscrito. No pudo votar.

Leonel Ilaja, fue a votar a la Escuela E-75. No pudo votar porque no aparece en los registros de esa escuela.

Estela Fernández, fue a votar a la oficina de CONADI en la mañana y no pudo porque estaba tomada. Volvió en la tarde y le dijeron que le correspondía en la comuna de Alto Hospicio. No alcanza a llegar. No pudo votar.
Lilia Mollo. Supo que se había extendido el plazo para votar hasta las 22 horas. Cuando fue a votar le dijeron que le correspondía votar en la Escuela E-75, que había cerrado a las 17.00 Hrs. CONADI nunca informó que los inscritos en los Registros Especiales votaban en otro lugar, ni siquiera en el diario. No pudo votar.

Adalberto Fernandez, es de la comunidad de Cuanaya, Comuna de Huara, a más de dos horas de Iquique. Viajó especialmente a votar a la CONADI, lo derivaron a la Escuela E-75 porque está inscrito en el Registro Especial, no alcanzó a llegar al otro local de votación. No pudo votar.

Sandro Chambe, Presidente de la Asociación Aymara de Corsa, se queja porque el 12 de octubre, día de cierre de inscripción en los Registros Especiales, se presentó con los integrantes de su asociación a inscribirse y el abogado de CONADI, Juan Carlos Araya, le indica que no es necesario porque ya pertenecen a una organización y que todos pueden votar en Iquique, incluso le entrega el lugar de votación. Cuando vienen a votar se encuentran con que deben hacerlo en la Comuna de Huara, a dos horas de viaje. Más de 10 aymaras no pudieron votar.
Para los procesos electorales, el servicio electoral ha colocado históricamente una mesa de votación en la localidad de Chiapa. CONADI no lo hizo. Las comunidades de Chiapa, Jaiña y Sotoca se quedaron sin votar.
Los candidatos Silverio Viza y Cecilia Flores indicaron a este medio que les parecía vergonzosa la forma cómo se llevó a efecto este proceso y pedían impugnación del mismo.
Ver videos:

Read Full Post »

RED-ADA.- La Paz, 30-08-07

El Presidente Constitucional de Bolivia, Evo Morales Ayma, es considerado: “el primer Jefe de Estado indígena elegido después de 500 años de dominación española en América. Símbolo de la esperanza y del cambio del pueblo boliviano y de sus aspiraciones a una nueva justicia social y al bienestar económico”, razón por la que el Centro Internacional Pío Manzú de Italia le otorgará la Medalla de Oro, concedida por el Presidente de Italia Giorgio Napolitano al Comité Científico del Centro Manzú.

Galardón, que le será entregado en la Sesión Plenaria de la XXXIII Edición del Día Internacional de Estudios intitulada: “El Vuelo del Picaflor”, a efectuarse el 28 de octubre en la ciudad de Rimini, donde estarán presentes representantes del Gobierno Italiano, altos funcionarios de las Naciones Unidas y personalidades de la cultura, de la ciencia y de la economía mundial.

Se ha denominado a la sesión “El Vuelo del Picaflor”, por estar dedicada al futuro de los niños del mundo”, porque “ayudar a los niños a desarrollar sus potencialidades no es un acto de caridad, sino un deber de los adultos y un derecho de los más pequeños”, remarca la carta: “El destino de los niños en la sociedad del mundo”, referida a los derechos de la infancia, firmada por líderes de 193 Países, en la Convención de las NN.UU. en 1989.

El Centro Internacional Pío Manzú, es una de las más calificadas instituciones y como organización en “status” consultivo general de las Naciones Unidas, se instala como Parlamento Internacional, para coordinar el contacto entre ideas, conocimientos y técnicas, de manera eficaz en la colaboración internacional sobre temas fundamentales para el bien de la humanidad.

“El Vuelo del Picaflor”, es un antiguo cuento africano que narra lo siguiente: “Un día, mientras se quemaba el bosque, todos los animales se fugaron, incluido el león. Con extremo coraje, sólo un picaflor volaba hacia el incendio. Fue entonces que el león, rey de la selva, le preguntó, por qué se dirigía con tanta voluntad hacia el lugar que se estaba quemando. El picaflor simplemente contestó, que quería apagar aquel incendio.

Es imposible dominar llamas tan extensas con la minúscula cantidad de agua que logras contener en tu pequeñísimo pico, le gritó el león. Y el picaflor le contestó: ¡Yo hago mi parte!”.

[Ukhamawa: Red de Noticias Indigenas]

Read Full Post »

La magistral obra del naturalista Alcides D’Orbigny, que estudió en el siglo XIX las etnias americanas quechuas, araucanas y guaraníes, está siendo plasmada por el artista aymara Mamani Mamani en un mural que recrea los viajes del sabio francés por el Nuevo Mundo.

Terra Actualidad – AFP/ 21 de agosto de 2007

El artista boliviano Roberto Mamani, conocido como Mamani Mamani, trabajando en  su mural para recrear los viajes del naturalista francés Alcides
El artista boliviano roberto mamani, conocido como

‘Esta es una obra que combina los estudios hechos por ese gran investigador francés D’Orbigny, cuando estudió los Andes y el Amazonas’, afirmó a AFP el artista indio, que revolucionó las tonalidades ocres de la pintura autóctona aymara dotándola de colorido y plasticidad.

Roberto Mamani, conocido por su seudónimo, Mamani Mamani, deja en su extensa obra un halo alegre que pone al descubierto el rostro escondido del enigmático altiplano.

Notable artista del pincel, Mamani Mamani tiene como sello personal el uso criterioso y hábil de los siete colores del arco iris que se plasman en la ‘wiphala’, la bandera ajedrezada india que representa la unidad y la perfección del cosmos.

El artista aymara acomete ahora un nuevo reto: la creación de un mural de 2,5 x 3 metros y una tonelada de peso que coronará el frontis del liceo franco-boliviano de La Paz, que lleva el nombre del investigador francés.

El motivo central del mural tiene como figura central el rostro de un ‘llockalla’ (‘muchacho’ en lengua aymara), entrelazado con un cóndor y un puma, los dos animales que simbolizan la sabiduría y la guerra de la cultura Tiwanaku, que floreció cerca del año 2.400 a.C. y colapsó alrededor de 1.200 d.C.

También tendrá figuras que representan a lagartos, plantas y monos titis de las tierras amazónicas y la fastuosa Puerta del Sol, la obra lítica que destella en el templo de Tiwanaku, a unos 70 kilómetros al oeste de La Paz, con sus figuras antropomorfas aladas en la fachada.

‘Los mallkus (cóndores) son las autoridades sabias de nuestras comunidades y los chachapumas, son los hombres guerreros-pumas de nuestros ancestros, es el equilibrio que tiene que haber entre los dos’, según Mamani Mamani, que relata su obra con un dejo de timidez.

La obra en honor al sabio francés -que dejó huella en varios países de América del Sur- estará lista en un mes. Se trata de un homenaje a ‘ese investigador inquieto que recorrió nuestro país’ para intentar descifrar las tierras que comenzaban a liberarse de la corona española.

D’Orbigny llegó a Bolivia en el siglo XIX para volcar sus conocimientos de geólogo, geógrafo, ornitólogo, zoólogo, botánico y antropólogo en el descubrimiento de tierras ignotas en los Andes y el Amazonas, fuentes inapreciables de conocimientos y cultura.

El investigador recorrió entre 1826 y 1834 regiones de Bolivia, Perú, Chile y Paraguay e incluso la Patagonia argentina, para procesar y documentar la tierra, la flora, la fauna y las culturas que se develaban ante sus ojos.

La obra del naturalista, procesada en nueve volúmenes denominados ‘Viaje a la América Meridional’, es una descripción erudita sobre la vida y costumbres de indios guaraníes, araucanos y quechuas. Además, investigó a 160 mamíferos, 860 pájaros, 115 reptiles, 170 peces y miles de insectos y plantas.

Por Bolivia transitó entre 1830 y 1833 y sus investigaciones dieron pie a trabajos de notables pensadores criollos que le sucedieron.

Mamani Mamani, un indígena descendiente de padres tiahuanacotas, sólo esboza un sonrisa de satisfacción cuando se le consulta qué siente al plasmar en su mural la huella dejada en Bolivia por D’Orbigny.

‘Esta es una obra muy importante para mí, es un desafío importante y monumental, es plasmar en esta obra la huella de ese gran sabio francés’, señala el muralista.

 
[Ukhamawa: Red de Noticias Indigenas] 
 

__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis!
Regístrate ya – http://correo.espanol.yahoo.com/

Read Full Post »

Older Posts »